Qué son los contracargos y cómo prevenirlos

De acuerdo al ultimo reporte publicado por CyberSource de VISA, México es el país con el índice más alto de contracargos en el mundo con 1.9%, dos veces más  que el porcentaje en Europa de 0.8% y tres veces más que el de Estados Unidos o Canadá que  equivale a 0.6%.

¿Quieres reducir los contracargos?

Primero, debemos comprender qué es un contracargo: un contracargo es una disputa generada por el cliente que manifiesta una inconformidad ante cierta entidad financiera por un cobro y solicita la devolución de su dinero. Por su parte, esta entidad financiera notifica la reclamación al comercio para la devolución del dinero al cliente.

Existen 4 motivos principales por los cual el cliente realiza un contracargo:

  1. No recibió el artículo: el cliente paga el artículo, pero no lo recibe, y en ocasiones el comercio no da respuesta oportuna o reembolso, es entonces, cuando el cliente realiza un contracargo.
  2. Artículo distinto: el producto que pagó no es el mismo o las características no son las establecidas inicialmente y el comercio no da solución dejando al cliene inconforme.
  3. Compra no autorizada: compra no realizada ni autorizada por el cliente. Este caso es el más común en temas de fraudes y contracargos.
  4. Concepto de pago no reconocido: cuando el cliente no reconoce el concepto de la compra, ya sea porque el Comercio no especificó o el cliente no lo recuerda.

 

 

Si bien, no siempre podemos evitar los contracargos, existen algunas acciones para reducirlos:

  1. Mantén un canal de comunicación efectivo con el cliente desde que el producto sale de negocio hasta que el cliente lo recibe. Si por algo el cliente no lo recibe o no está conforme, acércate a él para dar solución. Preven los contracargos
  2. Describe el producto con las características exactas, claras y en caso de mostrar fotografías, que sean reales. De esta manera evitarás y reducirás el descontento del cliente.
  3. Mantén tu método de pago respaldado por el sistema anti-fraude como lo cuenta Openpay para proteger tu negocio de ataques.
  4. Actualiza tu concepto que aparecerá en el estado de cuenta de tu cliente. una de las acciones más importantes es que actualices el concepto de compra, para que aparezca en el estado de cuenta como debe ser, para que el cliente lo reconozca inmediatamente. Un ejemplo de ello es: Openpay*Comercio (método de pago*el nombre de tu de negocio), para evitar que aparezca de forma genérica  Openpay*San, Openpay*SantiagodeQ, Openpay*Santiago.
  5. Mantén toda la documentación con tu cliente que avale la compra, de esta manera podrás comprobar ante la entidad bancaria y proteger a tu comercio.

Ahora que ya conocemos más sobre los contracargos, podemos estar más cercanos a reducirlos, mantener al cliente satisfecho e incluso incrementar  las ventas.