emprendedor

De emprendedor tradicional, a emprendedor digital.

Posted on Actualizado enn

¿Cómo debe ser un emprendedor? Carismático, optimista, planeador, organizado, negociador, creativo, perseverante, inteligente, asertivo, etc. Estas son algunas de las características intrínsecas en la anatomía de estas personas, pero que pasaría si además de esto le agregamos, “Digital”…?

like-128

Hoy en día, lo primero que nos viene a la mente cuando el amigo de un amigo decide salirse de su actual empleo para abrir su propio negocio es en tooooodoo lo que tendrá que hacer: buscar un lugar, pagar renta, pagar luz, pagar agua, tener empleados, tener vigilancia, tener en la tienda producto a la vista, que el lugar donde está el negocio tenga buena afluencia y un montón de cosas más.

¿Sabías que para ser un emprendedor exitoso ya no necesitas de todo lo anterior?

En los últimos años, la tecnología se ha puesto a disposición de un mucho mayor número de personas y el tiempo en línea ha aumentado considerablemente. Esto ha permitido que nos nuevos comerciantes puedan encontrar ideas creativas para llevar sus negocios al mundo digital.

Vamos a explicar a lo que nos referimos, un Emprendedor Tradicional, por llamarlo de alguna manera, sigue un modelo de negocios en donde, como lo mencionamos anteriormente, tiene varias cosas de que cerciorarse antes de abrir un negocio de cualquier producto, y entre ellos, y el más importante es elegir el lugar en el cuál se va a realizar la actividad.

Por otro lado, un Emprendedor Digital, también sigue un plan de negocios, pero con menos de la mitad de los requisitos iniciales para poder lograr su objetivo final: vender. Por ejemplo, el no tener una tienda física, no tener que buscar una persona que este 8 horas, no tener que contratar líneas adicionales de teléfono, pagar luz o agua, y así un montón de cosas, son las que realmente hacen la diferencia entre lo tradicional y lo digital. ¿Cómo? Muy fácil… una Tienda en Línea.

Para hacer tu tienda online una realidad, necesitas comenzar por tener en mente qué es lo que vas a vender, la cantidad de producto y la frecuencia con que vas a actualizar tu cartera de productos/servicios.

logoAlgo muy importante y que se tiene que contemplar desde el principio es la forma en la que se va a cobrar. En el mercado existen varias soluciones para hacer esto, con Openpay puedes hacer el cobro directamente desde tu página, ofrecer mensualidades o programar pagos de cliente recurrentes. Además de que le brindas al usuario 100% confianza y seguridad al hacer el pago, ya que se opera de una forma muy segura y transparente.

Una vez realizado el pago es momento de enviar el producto al cliente y esperar el agradecimiento y la recomendación.

Si necesitas más información de cómo integrar tu tienda en línea junto con el sistema de pago, escríbenos a hola@openpay.mx y con mucho gusto podemos ayudarte. Y siempre recuerda, que en la era digital en la que vivimos, las barreras te las pones tú mismo.

¿El comercio electrónico es para todos?

Posted on Actualizado enn

Una pregunta difícil de responder….

Cuando un comerciante comienza a pensar en todas las distintas maneras de mover su producto en los distintos medios de distribución como lo es en tiendas, entre amigos, con convenios, en empresas, pero ¿en internet? Sí, ¡CLARO! Vender en internet es mucho más fácil de lo que te imaginas, pero hay un pequeño secreto que quizá no muchos conozca: No es para todos.

¿Pero cómo, cómo que no es para todos, si prácticamente puedes comprar LO QUE SEA en internet? Pues sí, efectivamente, en internet encuentras hasta las cosas más exóticas que jamás hayas visto. Pero primero hay que considerar algunos puntos para saber si TU NEGOCIO es elegible para el eCommerce:

  1. Analizar las capacidades de tu negocio. ¿Tu negocio como tal, hasta dónde es capaz de llegar? Podemos responder esta pregunta de varias maneras, se nos ocurren estas respuestas, puede ser Internacional, Nacional, es para hombres o mujeres, ¿cuánta vida en el mercado tiene? , etc…
  1. Cumplimiento con lo que el cliente quiere. Esto refiere a que puedas cumplir con lo que el actual mercado quiere, y hacemos énfasis al mercado, pues como sabemos, éste puede cambiar de un día a otro, entonces, la pregunta que debemos hacernos, ¿nuestro mercado al que vamos a dirigirnos quiere comprar nuestro producto por internet? ¿Tenemos a la venta en internet lo exacto que el cliente quiere? ¿Cumple con las especificaciones exactas? ¿Es viable venderlo por internet y que nuestro cliente lo quiera de esta manera?, entre muchas otras preguntas.
  1. Evaluar lo que puedes ofrecer; ok, ya tenemos lo que el cliente quiere, pero ¿somos capaces de producirlo? ¿Tenemos al equipo o herramientas necesarias para hacerlo? Y más importante aún, ¿tenemos como hacérselo llegar al cliente y cómo cobrar?

Con estos tres puntos anteriores podemos llegar a la conclusión sobre si aventarnos en el mundo del comercio electrónico con nuestro producto o no. Solamente se trata de tener muy claro nuestro objetivo y ¡adelante! ¡Buen viaje!